Compararse con otros no quema calorias

Tod@s somos diferentes.

Lo voy a repetir porque, aunque parece muy obvio, nos olvidamos de ello muy a menudo: TOD@S somos diferentes.

¡Y eso es lo divertido! ¿Os imagináis un mundo dónde todos fuéramos igual de altos, bajos, simpáticos, con las mismas ideas…? Exactamente: ¡Sería aburridísimo!

No obstante, casi nadie se gusta a si mismo… y esa es una actitud normal (el ser humano tiende más a ver sus defectos que sus virtudes) por lo que a veces tenemos que intentar vernos a nosotros mismos desde lejos y ser más objetivos y realistas (¡todos tenemos cosas magníficas!).

Hay algunas cosas que difícilmente podremos cambiar (nuestro sexo, el color de los ojos, nuestra altura, nuestra complexión…) y otras en las cuales sí podremos incidir (nuestro peso, nuestra forma física, nuestro carácter y actitud…). Habrá gente que quiera cambiar y tenga la suerte de ver esos cambios de forma rápida, otros tardaran más, pero todo el mundo llegará a su objetivo si es constante, está motivado y tiene un plan para conseguirlo (recordad que “una meta sin un plan es tan solo un deseo“).

El post de hoy habla de una cosa inevitable en el camino (todos lo hacemos en algún momento): Las comparaciones.

Nos comparamos con las modelos o actrices que nos gustan, con otros chicos del gimnasio o de las revistas… y muchas veces esto en lugar de motivarnos solo consigue preocuparnos más porque sentimos que no llegamos donde queremos.

Hoy os respondemos a algunas preguntas o preocupaciones que os ayudaran a sentiros mejor con vosotr@s mism@s durante este camino.

Comparaciones web

[hr]

 No progreso tan rápido como los otros

NO hay ninguna manera de calcular científicamente como de rápido deben producirse los cambios. En esto influirá el punto de partida (como de “bien” o “mal” estamos cuando empezamos), nuestra edad (a menor edad más facilidad para el cambio), nuestra genética (herencia), etc. Lamentablemente los anuncios de “Antes y después” que circulan por televisión e internet, las campañas de marketing de suplementos nutricionales y muchos otros han contribuido a crear falsas expectativas prometiendo resultados inmediatos y con poco esfuerzo. Pero esta es la realidad:

  • Si tienes un sobrepeso importante cuando empieces a comer correctamente el cuerpo primero va a empezar a “curarse por dentro” (sobretodo reparando el hígado) antes de empezar a verse los resultados “por fuera”. Aunque tu objetivo sea “perder grasa” el primer objetivo de tu cuerpo es “estar saludable”. Ten paciencia y no esperes perder 3kg en una semana.
  • Cuesta MUCHO ganar músculo. Los únicos que progresan rápidamente en este sentido son los principiantes, los que usan esteroides – y solo en los primeros ciclos (obviamente no lo recomendamos en absoluto por sus peligros para la salud) y aquellas personas que están recuperando su forma física después de un descanso muy largo.
[hr]

No estoy tan definid@ como los chicos de las revistas o las modelos

 ¡Adivina qué!: ¡ELL@S TAMPOCO!

Aunque en las revistas l@s model@s aparezcan siempre perfectos y con una definición espectacular ell@s NO están así habitualmente. Las fotos se toman antes o después de las competiciones, l@s model@s se preparan durante semanas para sesiones de fotos espectaculares donde deben mostrar su cuerpo… Pero sus formas se redondean cuando no están en competición para mantenerse en rangos de porcentaje de grasa saludables (siempre más de un 10%) por lo que NO te preocupes si no te ves como ellos. ¡Olvidas un detalle MUY importante! A ellos les pagan para estar así: ES SU TRABAJO y dedican a ello las 8 horas del día. Puede que me equivoque, pero la mayoría de las personas que estaréis leyendo esta entrada tendréis un trabajo normal (la mayor parte de veces en una oficina), unos hijos que cuidar y llevar al colegio, aficiones, un perro que pasear… Es decir: dudo que dediquéis todo el día a vuestro cuerpo. Por tanto, ¿por que compararnos con gente que sí lo hace? ¿No os parece absurdo?

[hr]

No soy tan grande como los chicos de las revistas

No, claro que no…y tampoco el 99,9% de las personas que comen bien y entrenan de manera constante. Los atletas y culturistas que aparecen en las revistas son gente con una predisposición genética innata excepcional para la ganancia de masa muscular. Al igual que los jugadores de un equipo de baloncesto no son representativos de la estatura media de la población, tampoco estos modelos son representativos del físico que se consigue comiendo y entrenando correctamente. ¡NO os obsesionéis con eso!

[hr]

Tengo amigas que comen lo que quieren y no engordan

No confundáis el hecho de no engordar con el hecho de ESTAR SANO. Algunas personas tienen una predisposición genética a no aumentar de peso (son las mismas personas a las cuales les cuesta horrores ganar músculo) pero esto no significa que su composición corporal sea la adecuada y estén saludables (¿no hemos visto muchas veces chicas delgadas completamente “blandas” al tacto?). No os preocupéis ni tengáis nunca envidia de otras personas en este sentido. Vuestro objetivo es estar saludables, no entrar sí o sí en una talla 36. Si queréis, os dejamos comparar las analíticas de sangre para que podáis comprobar quien está mas sano… pero no comparéis las cantidades de pizza que podéis comer cada una sin aumentar de peso en la báscula.

[hr]

Así que recordad las palabras de Einstein…

Todos somos genios 2

[hr]

Entrada inspirada en un artículo de Ron Harris para la revista Muscle Stars.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.