Como hacer dieta y conservar la vida social

En el momento en que empezamos a seguir una dieta es cuando nos damos cuenta de la cantidad de “compromisos sociales” relacionados con la comida que tenemos cada día: cumpleaños de compañeros de trabajo, comidas de domingo en casa de la suegra, esas cervezas con los amigos al salir del trabajo, etc… Es normal, por tanto, que nos preocupemos por las consecuencias que puede tener en nuestra vida social este cambio en nuestros hábitos…sobretodo porque muchas personas de vuestro alrededor no nos lo van a poner fácil.

Aquí os dejamos algunos consejos para afrontar estas situaciones:

Fotor0504214826


Ten muy claro tus objetivos y el motivo por el cual estas siguiendo una dieta

Lamentablemente vas a tener que dar muchas explicaciones. Hasta este momento llevabas un estilo de vida y la gente que te rodea estaba acostumbrado a él. Es posible que siempre hayas sido el amigo que se daba a “la buena vida” y se presentaba voluntario para probar nuevos restaurantes cada semana, o aquella amiga que no fallaba nunca a la cita con el croasán y el zumo de naranja en la cafetería cada mañana,…. Ahora has encontrado tu motivación (click aquí para leer post), te has marcado unos objetivos y has decido cambiar. La gente te va a preguntar POR QUE (“¿por qué ya no vienes al bar?¿por qué no quieres probar este cocido que ha preparado mi madre? Si siempre te ha gustado…“) y MAS VALE que tengas una buena explicación. ¿La tienes? Seguro que internamente si pero es bueno que la digas en voz alta o la escribas: te ayudará a dejar claros tus objetivos. Por ejemplo:

He decidido cambiar mis hábitos porque quiero estar más saludable para poder vivir más y con mejor calidad de vida. Esto no significa renunciar para siempre a las comidas con mi familia o mis amigos, solo significa que voy a seleccionar más y comer tan solo en aquellas ocasiones especiales en las que voy a disfrutar de verdad: ¿Crees que me perdería la comida de Navidad con mi familia? ¿Con los canelones que hace mi madre? ¡Ni loco! Eso si…para que quiero comerme cada tarde una ensaimada para merendar cuando puedo saciar mi hambre igual con un sabroso bocadillo de pavo con tomate?. Además, me he dado cuenta de que llevo haciendo las cosas mal durante mucho tiempo (¡por eso he decidido que era hora de cambiar!) y necesito ser constante durante varias semanas para empezar a “automatizar” mis nuevos hábitos“.

Si habéis dado esta respuesta sabed que no va a convencer a todo el mundo por lo que necesitáis explicar también a la gente porque es importante para vosotros.


Explica a la gente lo importante que es para ti este proceso

Tus amigos no van a entender la importancia del proceso de cambio en el que te has embarcado (sea el que sea) a no ser que se lo expliques. Si tienes sobrepeso y te cuesta un esfuerzo atarte los cordones de los zapatos (cuando a tus amigos no les sucede) dificilmente podrás explicarles como te sientes, si quieres aumentar tu masa muscular para competir (cuando seguramente tu cuerpo ya está bien proporcionado) no esperes la comprensión de la gente que no tiene interés en verse mejor estéticamente,…

Lo que quiero decir es que cada uno decide sus objetivos en esta vida y tiene su propia motivación. Cumplir estos objetivos seguramente te hará sentir feliz ya que has decidido invertir tiempo y energía en ello (“si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo bien“). La gente que te rodea y te quiere estarán contentos de verte más feliz y te apoyarán incondicionalmente pero antes debes explicarles tus motivos (se lo merecen). A cambio, a veces tu también deberás “ceder” un poco: es parte del trato.

Eso si, puede que por el camino descubras también muchos “amigos tóxicos” que solo querrán ponerte “palos en las ruedas. Prepárate para las personas que te ofrecerán pasteles, comida basura, dulces,…diciendo frases como: “Va, que por uno no va a pasar nada…“, “¿de verdad que no quieres? te he traído un trozo para ti…“. Apúntate sus nombres porque estas personas serán las mismas que cuando empiecen a notar tus cambios y progresos te preguntarán sorprendidas: “¿Como lo has hecho?“. La respuesta es evidente: no haciéndoles caso. Muchas veces esas personas no tienen la fuerza necesaria como para afrontar ellos mismos ese proceso de cambio y acaban tachando de “obsesión” lo que realmente es “constancia“. No pasa nada: no caigas en las tentaciones y si en el futuro alguno de ellos quiere empezar a cambiar sus hábitos ayúdale sin rencor.


Intenta entender a la gente que te rodea y aprende a ser flexible cuando es necesario

Ahora párate un momento a pensar en como se siente la gente que te quiere cuando renuncias a alguna de las comidas que te han preparado con toda su ilusión. Si tu pareja (por ejemplo) te ha preparado una cena romántica para celebrar vuestro primer año juntos…¿como se sentirá si no comes?. La comida es parte importante de nuestra vida social por lo que debes aprender a disfrutarla. El truco está en aprender a ser flexible cuando es realmente necesario y seleccionar esos pequeños momentos. Cuando empiezas la dieta te resulta difícil escoger cuales son esos momentos en los que es “socialmente necesario” comer algo que se sale de tu dieta. En caso de duda (porque ya ha quedado claro que los canelones de la abuela nos los comeremos Si o Si) os proponemos el siguiente punto: Busca alternativas.


Busca alternativas

No es tan difícil como parece. Muchas veces cuando tenemos invitados en casa preparamos comida no saludable simplemente por costumbre o porque se cocina fácilmente (pizza Tarradellas y al horno). Existen multitud de platos deliciosos y saludables que se pueden preparar fácilmente y ¡que encantan a la gente! ¿Que os parece cenar Hummus con zanahoria para picar acompañado de unas tortillas mexicanas de pollo con guacamole? Si vale, reconocemos que al inicio los invitados “te miran raro” pero al final SIEMPRE acaban repitiendo y comentando: “Carai, ¿y dices que comes esto para hacer dieta?”.

Si habéis quedado para tomar unas cañas con los amigos después del trabajo para relajaros un poco plantéate si “te compensa” consumir alcohol. Como bien sabéis el alcohol es altamente calórico, destruye músculo, deshidrata e impide que nuestro cuerpo utilice como energía otras fuentes como la grasa hasta que este no se ha eliminado completamente de nuestro organismo. Con la cantidad de bebidas refrescantes y sin azúcar que hay en el mercado…: ¿de verdad no podéis encontrar una alternativa un poco más saludable (o menos calórica) para acompañar a vuestros amigos? El objetivo primario de los encuentros con los amigos es pasarlo bien y hablar: ¡NO comer o beber! (excepto si vas a una cata de vinos, claro!).

9247274112_d40f5ac164_b


El tupper es tu amigo. ¡NO te avergüences de él!

¿Nunca has usado Tuppers? Pues ya puedes empezar a comprar unos cuantos porque uno de los secretos para conseguir adelgazar es PLANIFICAR las comidas con antelación y controlar dentro de lo posible lo que consumes. En la mayoría de los casos la única manera de poder controlar tu comida es preparártela tu mismo, por lo que seguramente pasaremos a llevar el tupper siempre con nosotros. Al principio puede dar vergüenza pero os aseguramos que se pasa rápidamente porque: 1) La comida es más buena porque la habéis preparado vosotros 2) La comida es más barata que si la compras en el restaurante 3) Disfrutas más comiéndola ya que puede sentarte en el parque a disfrutarla.

comida2


En resumen

  • Dependiendo de lo estricta que sea vuestra dieta existirá mayor o menor grado de afectación de vuestra vida social (sobretodo si antes teníais MUCHA vida social relacionada con la comida).
  • Durante la primera fase de cualquier dieta necesitáis ser estrictos para ver resultados. Explicadlo a vuestros amigos para que os ayuden. Si no sois estrictos durante este periodo inicial no veréis los resultados y os frustraréis.
  • Cuando lleguéis al peso que queríais entrareis en la fase de mantenimiento. En ese momento vuestra vida social volverá a aparecer pero habréis aprendido a seleccionar aquellas comidas realmente importantes y las que “os compensan”. Sed flexibles con las comidas importantes y descartad aquellas que no os aportan nada.

¿Quieres estar al día de lo que se cuece en Loveyourself? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.