Eva Gonzalez

Print Friendly, PDF & Email

 

artinuria2

 

  • Nombre: Eva Gonzalez
  • Edad: 28 añitos
  • Estatura: 175 cm
  • Ocupación: Gestora
  • Están con nosotros desde: 27/02/2014

Todo es muy bonito y fácil.

Hace dos años que le pegué la vuelta al mundo y decidí cambiar. Saliendo de una depresión, con 26 años 1,75m y ciento veintitantos kilos encima…

Bueno, bueno, han pasado muchas cosas y como no quiero que esto suene a rollazo infumable deprimente vamos al grano.

El 05/09/13 decido acudir a un endocrino con el cual hasta enero del año siguiente pierdo unos 15 kilos, que apenas se notan en volumen porque con una dieta de 1200kcal mi cuerpo dice que pa’ mi, que pasa de perder grasa, que mejor tira del músculo que está más rico. Me canso, porque encima el señor endocrino me trata fatal y dice que me va a poner una dieta de 900kcal :O!!! Y aunque por aquellos entonces no tenía ni idea de nutrición me daba en la nariz que algo no estaba bien con todo aquello.

Entonces llegó Núria a mi vida y empezamos en febrero de 2014. Aluciplática me quedo cuando llega y me dice que qué quiero y qué me gusta comer, y me confecciona una serie de menús de unas 1900kcal. En ese momento me estalla la cabeza porque no entiendo nada, y como el pequeño saltamontes comienzo a instruirme en como funciona el cabroncete de mi cuerpo.  En junio de ese mismo año llego a los 85 kilos de peso y me quedo atascada un año variando entre los 85 y 82, hay variaciones de volumen, sé que la grasa ha bajado, parece que he recuperado musculatura pero no logro salir del bucle. Como buena humana obviamente esto no lo llevo bien y en junio de 2015 decido darme un respiro de un mesecito para despejar mi cabeza y renovar fuerzas, porque señores, ni todo es muy bonito, ni todo es fácil y después de tanto esfuerzo la cabeza juega malas pasadas. A todo esto suma las presiones sociales que tú solita te has puesto encima, porque todo el mundo sabe que estás a dieta, tu familia, amigos, compañeros de trabajo… de los cuales aunque tú creas que no es así estás buscando aprobación, tracatá!

Total que después de ese mes, en agosto, me veo capacitada para cuidarme de nuevo, gracias a los excesos del verano estoy en 86 kilines, pero no me importa. Sé que no puedo vivir atada a un papel que me diga los gramos que tengo que comer de cada cosa y al final en eso consiste, en prender a llevar una buena alimentación. Así que decido emplear todo los conocimientos y herramientas que me ha dado Love yourself y en un mes he vuelto al buen camino, por fin se vislumbra el 7 en mi báscula. En la esquina izquierda del ring con 44 kilos menos a mis espaldas empezamos el cuarto asalto para los cinco kilos que  restan al objetivo.

Por qué cuento todo este rollo? No es fácil , cada cuerpo reacciona de una forma distinta.  Cuando quieres algo tienes que luchar por ello, ojalá todos tuviéramos súper-metabolismos que todo lo queman eh?

Muchas gracias Carles y Núria de vuestra pequeña padawan.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.